Bachar al-Assad gana la batalla mediática

Por Pierre Khalaf

Ghaleb Kandil :: Red Voltaire ::

Los medios de prensa estadounidenses y europeos han divulgado últimamente decenas de artículos e investigaciones sobre Siria, mencionando temas que desde hace un año habían venido ocultando. Se han publicado así las imágenes de las atrocidades cometidas por los rebeldes, fotos de decapitaciones, canibalismo y otros actos de barbarie perpetrados por los seudorevolucionarios. Esa toma de conciencia mediática coincide con las amenazas de agresión militar del presidente estadounidense Barack Obama contra Siria.

Ese cambio de tono se refleja sobre todo en la severa crítica contra Obama que hizo la célebre jueza Jeanine Pirro, el 12 de septiembre [de 2013], a través de FoxNews. Ese canal de televisión, dirigido por los conservadores, abrió un verdadero proceso político contra la decisión de la guerra contra Siria. Su conclusión fue que Barack Obama quiere emprender una nueva aventura bélica al servicio de al-Qaeda, que lucha contra el Estado sirio.

Y los hechos le han dado la razón. El primer vicedirector del Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB), Serguei Smirnov ha declardo que entre 300 y 400 mercenarios rusos están luchando en las filas de los extremistas que operan en Siria. Esos mercenarios «acabarán regresando, lo cual representa –naturalmente– un gran peligro», indicó el responsable

El pasado miércoles, el ministro del Interior de Francia, Manuel Valls, declaró que 130 franceses luchan en las filas de los extremistas en Siria, subrayando seguidamente que su posible regreso a Francia es causa de inquietud debido al peligro que pueden representar esos individuos.

Ese cambio de actitud de los medios de prensa occidentales se debe, en primer lugar, al fracaso de la guerra que los gobiernos occidentales, las petromonarquías retrógradas del Golfo y Turquía desataron contra el Estado sirio desde hace dos años y medio. Además, todos los sondeos realizados en Estados Unidos, Francia, Alemania y Gran Bretaña han demostrado el rechazo de la opinión públicas de esos países a la guerra contra Siria. En el Reino Unido, el Parlamento incluso expresó la voluntad popular al rechazar la proposición del primer ministro David Cameron de participar en una acción militar directa contra Damasco.

El rechazo popular al inicio de una nueva guerra tiene su origen en las derrotas que Estados Unidos y sus aliados han sufrido en Irak, en Afganistán, en la franja de Gaza y en las tres guerras israelíes desatadas contra el Líbano –en 1993, 1996 y 2006. Esos conflictos tuvieron graves repercusiones en sus economías y dejaron además profundas huellas en la memoria colectiva de sus pueblos. La resistencia del Estado sirio ante la guerra universal que está enfrentando, la caída de la Hermandad Musulmana en Egipto y el debilitamiento de Turquía han venido a consolidar la opción de la opinión pública a favor de la paz.

La mayoría de los artículos e investigaciones publicados en los medios occidentales ofrecen al fin una imagen cercana de la realidad sobre lo que está pasando en Siria, con un Estado dispuesto a emprender reformas serias y que lucha contra bandas de mercenarios extremistas, en su mayoría miembros de al-Qaeda. Las fachadas «democráticas» que Occidente construyó para sus agentes se han desmoronado y aparece ahora el verdadero rostro de la rebelión. Takfiristas, criminales, asesinos de niños, violadores y caníbales, ¡esa es la composición de las bandas reclutadas, entrenadas, armadas, financiadas y alimentadas por las ilustres democracias de Arabia Saudita y Qatar!

En sus recientes apariciones en los medios occidentales, el presidente sirio Bachar al-Assad logró romper la muralla del silencio y mostrar a la opinión pública la verdadera imagen de lo que sucede en su país. Sus argumentos, su sentido común, su lógica, respaldados siempre con hechos, pruebas y cifras, han logrado convencer a muchas personas, tanto entre el ciudadano común como entre las élites intelectuales y los políticos honestos. Lo cual no quiere decir la opinión pública occidental se haya vuelto favorable al régimen [sirio] sino que ha comprendido la realidad sobre lo que está pasando en Siria, una verdad que la gigantesca máquina mediática, controlada por los gobiernos de Estados Unidos. de Europa y los emires del Golfo se esforzaron por esconder durante 2 años y medio. Después de haber ganado la batalla política y diplomática, con ayuda de su aliado ruso, y de haber tomado la iniciativa en la batalla militar, con el respaldo del Hezbollah y de Irán, Siria está ganando la batalla mediática.

El otro factor determinante en el cambio de actitud de la opinión occidental es la posición del Vaticano. La Santa Sede se opone resueltamente a toda agresión militar contra Siria. Su posición está determinada por su compromiso con la defensa de la causa de los cristianos del Oriente, cuya existencia se ve hoy amenazada por los takfiristas que pretenden destruir el último Estado laico del Oriente, que garantiza la libertad de religión de todos sus ciudadanos.

El día de plegaria por Siria, celebrado el 7 de septiembre por exhortación del Vaticano, reunió a millones de fieles en las iglesias del mundo entero, incluso en Estados Unidos. Ese impulso solidario ha sido también de gran importancia para la opinión pública.

Declaraciones y posicionamientos

Bachar al-Assad, presidente de la Repúblique Árabe Siria
«Siria no está en guerra civil. Es una guerra, un nuevo tipo de guerra, contra decenas de miles de yihadistas de más de 80 nacionalidades diferentes. Lo que puedo decirles es que el 80% -algunos hablan del 90% porque no tenemos datos precisos– de esos terroristas son miembros de al-Qaeda y de sus organizaciones afiliadas.
Desde el principio de los hechos han muerto decenas de miles de sirios y 15 000 soldados, la mayoría en ataques terroristas, en asesinatos y atentados suicidas.
El ataque químico del 21 de agosto no fue perpetrado por las fuerzas armadas sino por los terroristas.
Siria tiene armas químicas y ese arsenal será destruido. Eso puede costar unos 1 000 millones de dólares y llevaría por lo menos un año.
No he decido aún presentarme para un nuevo mandato presidencial. Es demasiado pronto para hablar de eso. Tomaré mi decisión cuando llegue el momento de la elección.
»

Vladimir Putin, presidente de la Federación Rusa
«Quisiera recordar que el arsenal químico de Siria apareció como una alternativa al arma nuclear israelí. Israel no necesita esa arma.
No puedo garantizar al 100% que lograremos llevar a cabo el plan de desmantelamiento de las armas químicas sirias, pero todo lo que hemos visto en los últimos días inspira confianza en que es posible hacerlo y que así se hará. Siria dijo estar dispuesta a sumarse y de hecho ya ha pasado a ser miembro de la Convención internacional para la Prohibición de las Armas Químicas. Yo saludo esos pasos concretos.
Tenemos todas las razones para creer que el ataque químico perpetrado el 21 de agosto cerca de la capital siria es una hábil provocación. Los documentos hablan de viejos obuses de fabricación soviética que el ejército sirio ya no utiliza.
No tenemos en Siria ningún interés particular que nos lleve a tratar de mantener el actual gobierno. Al ocuparse de la situación en torno a Siria, Rusia está tratando simplemente de consolidar los principios del derecho internacional.
»

Mijail Bogdanov, viceministro ruso de Relaciones Exteriores
«El actual acercamiento entre las autoridades iraníes y la administración estadounidense es prometedor.
Hay que continuar los esfuerzos alrededor de la crisis siria para lograr la conferencia Ginebra 2. La iniciativa rusa sobre Siria exige un enorme trabajo para concretarla.
Las autoridades sirias estarán representadas en la conferencia Ginebra 2 por el jefe de la diplomacia, Walid al-Moallem. Sigue sin definirse el nivel de representación de la oposición siria, que está dividida –no se puede olvidar que la Coalición Siria no representa a todas las partes moderadas de la oposición.
Rusia despliega esfuerzos a favor de la preservación de la diversidad cultural y del diálogo entre las civilizaciones del Medio Oriente y discute esos temas con sus socios internacionales. La Iglesia ortodoxa rusa coopera en ese sentido con las iglesias orientales.
Estamos preocupados por [el futuro de] la presencia cristiana en el Medio Oriente a raíz de los incidentes en Siria, Egipto e Irak.
»

Bechara Rai, patriarca maronita
«La guerra y la violencia no pueden engendrar otra cosa que guerra y violencia. Uno nunca puede decir que se puede realizar un ataque militar limitado porque nadie sabe lo que eso puede desencadenar. Lo fundamental es que el mundo entero respondió al llamado y rezó con el papa, tanto cristianos como musulmanes. Agradecemos al cielo que el tema haya tomado otro camino y que no se haya desencadenado una nueva guerra, con más destrucción, con más muertos y con más poblaciones desplazadas.
Ahora hay que desear que se dé otro paso a favor de la adopción de una solución para el conflicto en Siria por medios políticos y diplomáticos, a través de la negociación y el diálogo.
»

Alain Marsaud, diputado UMP de los Franceses del Extranjero (10ª circunscripción)
«Después de los coptos de Egipto, será el turno de los cristianos de Siria. También en este caso Francia habría hecho mejor en defenderlos. Mi experiencia como ex responsable de la lucha antiterrorista en Francia me ha permitido sin dudas concebir un enfoque más prudente y menos guerrerista que los de ciertos dirigentes franceses.
El gobierno francés ha optado por la ruptura total con la autoridad oficial siria para coquetear con un Ejército Libre Sirio o con grupos violentos de naturaleza yihadista que promueven la charia, que están en todo caso muy lejos del laicismo y de la democracia que yo desearía ver instaurados en Siria en caso de cambio de régimen.
Francia optó, al menos en términos de discurso, por la vía de la implicación militar y se ha visto muy aislada junto a un aliado americano [estadounidense] que por cierto nunca ha dado la impresión de estar realmente a la escucha de nuestra diplomacia y que está haciendo su propio juego, sobre todo con Rusia.
En este momento, el jugador de ajedrez Vladimir Putin le ha dado un vuelco al juego y Francia se encuentra totalmente aislada. Yo diría incluso excluida de un dispositivo político y militar que ella misma había iniciado por iniciativa propia. Y no debemos lamentarnos de ello porque no estoy seguro de que nuestro país [Francia] tenga la capacidad militar [necesaria] para golpear los blancos de Assad. No estamos en un contexto libio, donde al parecer todo nos salió bien, sino ante un enemigo armado y decidido.
»

Hechos

  • Según Al-Akhbar [diario libanés], varios diplomáticos occidentales están absteniéndose de todo tipo de desplazamientos fuera de Beirut, con excepción de algún tipo de urgencia. También tratan de evitar los movimientos dentro de la capital [libanesa]. Los embajadores occidentales no han bajado la guardia a pesar del retroceso de la amenaza de ataques estadounidenses contra Siria. La única excepción es el embajador de Estados Unidos, David Hale, que sigue efectuando visitas protocolares a los responsables libaneses.
  • El navío almirante de la flota rusa del Mar Negro, el crucero lanzamisiles Moskva, asumió el mando de la escuadra rusa desplegada en el Mediterráneo, anunció el viernes a la prensa el vocero de la Flota del Mar Negro, capitán de navío Viacheslav Trukhatshev. «Después de terminar su misión en el Atlántico, el crucero Moskva llegó al punto de reunión con los navíos de la escuadra rusa desplegada en el este del Mediterráneo. En este momento, el crucero alberga el estado mayor del mando operativo de la escuadra, conformada por navíos provenientes de las flotas del Mar Negro, del Báltico y del Pacífico», declaró el vocero.
  • El diario [libanés] An-Nahar reporta que el director general interino de las Fuerzas de Seguridad Interna, general Ibrahim Basbous, recibió el jueves 19 de septiembre al director de la DGSE [Dirección General de la Seguridad Exterior de Francia], Francois Senemaud, en el marco de una visita de cooperación y coordinación. Se abordó esencialmente la situación general [del Líbano] en materia de seguridad.

Revista de prensa

An-Nahar (Diario libanés vinculado al 14 de Marzo)
Rosanna Bou Mounsef (19 de septiembre de 2013)
¿Los cambios iraníes, caracterizados por pequeños pasos hacia una mayor apertura a Occidente y a otros países, incluirán al Hezbollah y Líbano? ¿Y cómo lo harían?
Las felicitaciones del presidente iraní Hassan Rohani a los judíos en ocasión de la Pascua han suscitado gran interés. Lo mismo ha sucedido con el intercambio de cartas –revelado por el presidente Barack Obama– con el jefe del Estado iraní en medio del debate sobre eventuales ataques estadounidenses contra Siria (…) El contacto entre Obama y Rohani es de por sí importante.
El presidente iraní llegó al poder enarbolando una diplomacia diferente a la de su predecesor con vistas a remediar la mala situación económica y hacer cosas útiles para Irán en ese sentido. Pero ni hablar de que Irán abandone al Hezbollah, que se mantiene como eje de su estrategia regional, desde Irak hasta el Líbano y pasando por Siria, y esa influencia ha aumentado desde que el Hezbollah se implicó en la guerra de Siria.
Sin embargo, las presiones y campañas que el Hezbollah está teniendo que enfrentar de parte de Estados Unidos, de los países europeos –con la inscripción de su ala militar en la lista de organizaciones terroristas– y de los países del Golfo, que están preparando la adopción de sanciones contra el partido, se contradicen con la benevolencia expresada hacia el presidente Rohani.
Sin algo a cambio, es poco probable que Teherán dé pruebas de flexibilidad en cuanto a las cartas que actualmente posee. Pero no sería imposible a estas alturas que incluya al Hezbollah en sus negociaciones con Occidente.

Al-Akhbar (Diario libanés vinculado a la Resistencia), 19 de septiembre de 2013
Nasser Charara
Dos reuniones se produjeron [en Líbano] en los últimos tiempos: la de los embajadores árabes [en Líbano] alrededor del patriarca maronita Bechara Rai –en Dimane, el 27 de agosto pasado– y la de los embajadores de los 5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU alrededor del presidente de la República [Libanesa] Michel Sleiman –en Beiteddine, el 3 de septiembre– para preparar la reunión de respaldo al Líbano que debería desarrollarse el día 25 en Nueva York.
El patriarcado maronita convocó esa reunión para tratar de obtener garantías árabes para la presencia cristiana en el Oriente, presencia que ha sido blanco de los movimientos takfiristas financiados y aprobados por ciertos países árabes.
En cuanto a la reunión de Beitedddine, su objetivo era garantizar un respaldo internacional al Líbano sobre el tema de los refugiados sirios, cada vez más numerosos en suelo libanés.
Arabia Saudita se opuso a la reunión alrededor del prelado maronita por dos razones:

  1. Riad no comparte la tesis del Vaticano de que el fundamentalismo islamista que está actuando en varios países árabes, específicamente en Siria, a raíz de la primavera árabe sea una amenaza para la presencia cristiana en el Oriente;
  2. Arabia Saudita rechaza asistir a una reunión en la que participa también un representante del Estado sirio, ya que el patriarca había invitado al embajador de Siria [en Líbano] Ali Abdel Karim.

Fuentes que siguen de cerca la situación en la escena cristiana subrayan la divergencia cada vez más acentuada entre el Vaticano y París en cuanto a la forma de ver la incidencia de la primavera árabe, sobre todo en Siria, sobre los cristianos del Oriente. Esa divergencia puede influir en las relaciones intercristianas en Líbano.
París está tratando de convertir la reunión del 25 de septiembre en Nueva York en un trampolín para fortalecer su propio papel en el país del cedro.
El Vaticano, en cambio, expresa dudas en cuanto a las intenciones de la política francesa en el conjunto de la región, dado que esa política no prevé la protección de los cristianos del Oriente contra los grupos takfiristas que actúan bajo la cobertura de la primavera árabe. El jefe de la Iglesia greco-ortodoxa en México, Latinoamérica y Venezuela, el metropolita Antonios Chedraoui, así lo había expresado en su mensaje a los cristianos de todo el mundo. Mencionó, en efecto, la proposición que el ex secretario de Estado estadounidense Henry Kissinger hiciera en 1973 al presidente [libanés] Suleiman Frangié, que consistía en empujar a los cristianos del Líbano al éxodo. El prelado informó que el ex presidente francés Nicolas Sarkozy había hecho esa misma proposición al patriarca Rai. El hecho es que el actual presidente francés Francois Hollande no ha dado señales que desmientan un compromiso de su parte a favor de la posición de su predecesor.
La reunión de los embajadores árabes en Dimane se caracterizó por una atmósfera completamente diferente de la que prevaleció en Beiteddine. El embajador de Arabia Saudita, Ali Awad Assiri, la boicoteó; el embajador de Francia, Patrice Paoli, la vio con desaprobación y, naturalmente, el embajador de Estados Unidos tampoco la vio con buenos ojos. Le reprochaban, en efecto, la participación del embajador [sirio] Ali Abdel Karim Ali.
Además, a pesar de que la reunión de Beiteddine parecía una oportunidad para una exhibición de fuerza política de parte del embajador Paoli y del neocolonialismo contra Siria, la reunión de Dimane se caracterizó por la intervención del embajador de Siria. Este último interrogó a sus homólogos de las monarquías del Golfo sobre las razones del respaldo que aportan a los takfiristas armados. También estuvo marcada por el discurso del patriarca Rai, quien exhortó a los embajadores presentes a concluir una «carta árabe» destinada a sentar las bases de una cooperación entre los países árabes para contener la exportación de takfiristas a Siria y también al Líbano debido a la amenaza que esos elementos representan para la presencia cristiana en Oriente.
Durante la reunión de Beiteddine, el embajador [de Francia] Paoli se comportó como si fuese el dueño de la casa y no un invitado. Llegó con más de medio hora de retraso, lo cual es una grave violación del protocolo ante una cita convocada por el presidente de la República. A pesar de las protestas de varias personalidades presentes, que exigieron que la reunión comenzara sin él, los organizadores del encuentro decidieron esperarlo…
La reunión se desarrolló en momentos en que todo el mundo se preguntaba si Estados Unidos iba a bombardear Siria o no. Los intercambios bilaterales incluso abordaron los pronósticos al respecto. El embajador de China dijo a sus interlocutores que había un 50% de probabilidades de que los bombardeos tuviesen lugar, análisis compartido por el embajador de Rusia. El embajador de Estados Unidos David Hale envió como representante al encargado de negocios de la embajada en Beirut, quien midió cuidadosamente sus palabras al abordar el tema [de los bombardeos] y se mostró mucho más modesto que el embajador [de Francia] Paoli en lo tocante a la demostración de fuerza de su país.
En cuanto llegó, Paoli lanzó a quemarropa a las personalidades presentes: «El ataque se producirá inevitablemente. Los días de Assad están contados.»
La intervención de Paoli multiplicó por demás las promesas sobre el apoyo que dará al Líbano la reunión del 25 de septiembre para ayudarlo a enfrentar la crisis de los refugiados sirios en su territorio. Indicó que la adopción en Nueva York de una decisión sobre esa ayuda sería posible en la medida en que estén presentes los organismos donantes. El problema está en pasar de las palabras a la acción, sobre todo sabiendo que las promesas que se hicieron al Líbano en la conferencia de Kuwait no pasaron en su mayoría de ser papel mojado.
De manera general, desde el punto de visto de algunos participantes en la reunión de Beiteddine, la credibilidad de las promesas de Paoli al Líbano sobre el tema de los desplazados sirios parece menos seria que la de sus alusiones dejando ver que era él el padrino de la reunión de Beiteddine y que las decisiones oficiales libanesas sobre la crisis siria y sus consecuencias para el Líbano eran de inspiración puramente francesa.

Al-Joumhouria (Diario libanés vinculado al 14 de Marzo)
Fuentes del ministerio ruso de Relaciones Exteriores mencionaron información cruzada con diversos servicios de inteligencia que afirman que el Frente al-Nusra consiguió gas sarín de varios países de la región y árabes. Esos servicios han observado durante las dos últimas semanas la introducción en Líbano de gran cantidad de elementos al-Qaeda de nacionalidades árabes y extranjeras, a través de los pasos ilegales entre los dos países.
Esas mismas fuentes no excluyeron que algunas células de al-Qaeda extiendan el enfrentamiento al Líbano, país que está viviendo réplicas de la crisis siria en todos sus aspectos. Las mismas fuentes lanzaron advertencias sobre la posible continuación de ese fenómeno, que constituye una amenaza para el Líbano.
Esos mismos medios indicaron por otra parte que los expertos rusos han llegado a la conclusión de que el gas sarín utilizado cerca de Damasco no es de fabricación rusa ni soviética, lo cual demuestra que los inspectores de la ONU deben regresar a Khan al-Assal, cerca de Alepo, donde el gobierno de Damasco asegura que los rebeldes utilizaron armas químicas.
Rusia mantendrá las mismas posiciones ante los occidentales y continuará reclamando una solución pacífica y rechazando toda intervención externa, agregan las fuentes del ministerio ruso de Relaciones Exteriores, que señalan que Moscú rechazará en el Consejo de Seguridad cualquier resolución que invoque el Capítulo VII.

Al-Hayat (Diario con capitales sauditas), 18 de septiembre de 2013
Randa Takieddine, París
Los temores de ver las negociaciones entre el secretario de Estado americano John Kerry y su homólogo ruso Serguei Lavrov llegar a un entendimiento sobre una decisión de salvar al régimen [sirio] son legítimos dada la débil posición de Barack Obama.
El presidente americano se puso en contacto con su aliado francés Francois Hollande, con quien se puso de acuerdo para realizar un ataque militar contra Siria, para echarse atrás al día siguiente de esa decisión solicitando el aval del Congreso. La indecisión de Barack Obama y su retroceso dejaron en una posición incómoda al presidente francés, quien no modificó su firme posición llamando a castigar a Assad por su uso de armas químicas.
Informaciones indican que la administración americana no hará compromisos a favor de mantener a Bachar al-Assad en el poder. Existe un vínculo entre la reticencia de Obama y el interés que para él reviste el diálogo con Irán con vista a resolver la cuestión nuclear sin tener que recurrir a un ataque israelo-americano. Los próximos días permitirán saber si la posición americana es un retroceso ante la posición rusa o si se adoptará en el Consejo de Seguridad de la ONU una resolución que incluya el recurso la Capítulo VII.

Ria Novosti (Agencia de prensa rusa), 18 de septiembre de 2013
La oposición siria pudo haber utilizado elementos de municiones soviéticas para organizar el ataque químico del 21 de agosto cerca de Damasco como medio de encaminar la investigación hacia una pista falsa, estima el director del Centro de Análisis del Comercio Mundial de Armas, Igor Korotchenko.
El lunes 16 de septiembre los investigadores de la ONU revelaron su informe sobre los casos de empleo de armas químicas en Siria. Según el documento presentado por la ONU, el motor de un misil utilizado en uno de esos ataques tenía inscripciones en cirílico (alfabeto ruso).
«Si nos basamos en la versión de que esa provocación se planeó para justificar un ataque estadounidense contra Siria, el uso de municiones de fabricación soviética le hace el juego a Occidente. El objetivo es evidente: desorientar la investigación acusando a las fuerzas gubernamentales de haber utilizado armas químicas y vincular a Rusia con el ataque», indicó el señor Korotchenko en una entrevista a RIA Novosti.
Según el experto, hay armas de fabricación soviéticas dispersas por todo el mundo y «es difícil» decir hoy en día quién recibió esas municiones y en qué momento o quién las cargó con sustancias tóxicas.

Al Anbaa (Diario kuwaití), 20 de septiembre de 2013
Responsables del Hezbollah revelaron que el aparato militar sirio, respaldado por fuerzas especiales del Hezbollah, iniciaron un redespliegue ofensivo después de haberse puesto en posición defensiva en previsión de posibles bombardeos estadounidenses.
La primera acción de ese redespliegue ofensivo fue el avance en dirección de la Ghouta oriental y la recuperación de la localidad estratégica de Chebaa. «La reconquista de esa localidad garantiza totalmente la seguridad de la carretera del aeropuerto internacional de Damasco, que se hallaba diariamente bajo fuego de francotiradores y era blanco de los cohetes de los rebeldes, los cuales han tenido que retirarse», agregan esas fuentes precisando que el Hezbollah perdió 4 hombres en esa acción mientras que 43 rebeldes quedaban tendidos en el campo de batalla.
Los responsables del Hezbollah agregaron: «Chebaa sirve a las fuerzas conjuntas del ejército sirio y del Hezbollah como punto de partida hacia Ghazlanié para separar el centro del sur de Siria, antes de continuar hacia el norte en dirección de Bilamiyé y Nachabié, para llegar a Adra. Después, hacia el sur de la capital, esencialmente hacia el campamento palestino de Yarmouk y Yalda, para reforzar Damasco y su capital y ponerlos al abrigo de los obuses de los rebeldes.»
Las mismas fuentes indicaron que esa operación comenzó al acallarse los tambores de guerra estadounidenses.
«Es una operación decisiva a la que seguirán otras medidas militares para limpiar Damasco y su región rural», señalan las mismas fuentes antes de agregar: «Al mismo tiempo, están en marcha los preparativos para la batalla de Kaltamoun y Zabadani para concretar avances importantes antes de que lleguen las nevadas.»
Esas regiones montañosas, a mil metros de altitud, son muy similares a las colinas de Jabal el-Rafih y Mlita, donde el Hezbollah ha adquirido gran experiencia ante el ejército de Israel en la época de la ocupación israelí en el sur del Líbano, declaran las fuentes ya mencionadas.

¿Errata en el texto? Por favor, selecciónela y presione Shift + E o pinche aquí para informarnos. Gracias por anticipado.

Share

8 Comentarios